Usamos Cookies en este sitio web para garantizar el mejor servicio posible. Es por esto que



Aldo Rossi (1931-1997) estudia en el Politécnico de Milán en la década de 1950. Ayudante, en los estudios de Ignazio Gardella y Marco Zanuso. Enseña con Ludovico Quaroni en la Escuela de Urbanismo de Arezzo y con Carlo Aymonino, en la Universidad IUAV de Venecia. Profesor encargado, en el Politécnico de Milán en 1959. Gana la cátedra de Tipologías Arquitectónicas en 1970, al tiempo que comienza a colaborar con varias universidades de EE.UU. (como la Cooper Union University, el Institute for Architecture and Urban Studies de Harvard y la Yale University). Su trabajo como proyectista se subdivide entre la arquitectura privada y la pública. Algunos de sus primeros proyectos realizados fueron: la ampliación de la escuela De Amicis de Broni (1970), una unidad residencial en el barrio Gallaratese de Milán (1973), el Cementerio de San Cataldo de Módena (1978) y la escuela primaria de Fagnano Olona (1976). Les siguieron los edificios públicos de Fontivegge-Perugia y Borgoricco (1989), la rehabilitación del Teatro Carlo Felice de Génova (1989), la ampliación del aeropuerto de Milán-Linate (1993) y, por último, el proyecto de reconstrucción del Teatro La Fenice de Venecia.
Su fama se afianza simultáneamente a nivel internacional, con obras como la manzana que surge entre la Kochstrasse y la Friedrichstrasse de Berlín (1981), el Hotel Il Palazzo de Fukuoka (1989) y el Bonnefanten Museum (1994) de Maastricht. Su labor de historiador y teórico de la arquitectura abarca desde colaboraciones con revistas (como Casabella Continuità, Società y Il Contemporaneo) hasta la publicación de La arquitectura de la ciudad (1966) y Autobiografía científica (1984), pasando por la película Ornamento e delitto y por la dirección de la sección internacional de arquitectura de la Trienal de Milán (1973) y de la sección de arquitectura de la Bienal de Venecia en 1983. 
Arquitecto y estudioso, Aldo Rossi fue designado miembro de la Academia de San Luca en 1979. Ganó el Pritzker Prize de 1990. En 1991, se hizo con la Thomas Jefferson Medal in Architecture. Asimismo, es famoso por su trabajo de diseñador (Alessi, Artemide, Longoni, Molteni y Unifor) y de artista: con el Teatro del Mundo que presentó en la Bienal de Venecia de 1979 y el Monumento a Sandro Pertini (Milán, 1990). A todo ello se suman sus obras pictóricas y gráficas, vinculadas siempre a su trabajo de proyectista.

Products:

Prometeo