Usamos Cookies en este sitio web para garantizar el mejor servicio posible. Es por esto que



Angelo Mangiarotti nace en Milán, el 26 de febrero de 1921.
En 1948, se licencia en Arquitectura por el Politécnico de dicha ciudad. Entre 1953 y 1954, trabaja en Estados Unidos. Y, entre otras cosas, participa en el concurso para el Loop de Chicago. Durante su estancia en el extranjero, conoce a Frank Lloyd Wright, Walter Gropius, Mies van der Rohe y Konrad Wachsmann.
En 1955, regresa de Estados Unidos y abre un estudio en Milán con Bruno Morassuti, donde trabaja hasta 1960.
En 1989, da vida al Mangiarotti & Associates Office con sede en Tokio.
Entre 1986 y 1992, es director artístico de Colle Cristalleria.
Mangiarotti simultanea su labor profesional (sus obras salen publicadas en libros, revistas especializadas y periódicos) con una intensa actividad didáctica en universidades italianas y extranjeras. 1953-1954: Profesor Visitante en el Instituto de Diseño del Illinois Institute of Technology de Chicago. 1963-1964: imparte un curso en el Istituto Superiore di Disegno Industriale de Venecia. 1970: Profesor Visitante en la University of Hawaii. 1974: École Politecnique Fédérale de Lausana. 1976: University of Adelaide y South Australian Institute of Technology de Adelaide. 1982: profesor contratado en la Facultad de Arquitectura de Palermo. 1983: profesor suplente en la cátedra de Composición de la Facultad de Arquitectura de Florencia. 1989-1990: profesor contratado en la Facultad de Arquitectura de Milán. 1997: profesor contratado en la Licenciatura de Diseño Industrial en la Facultad de Arquitectura del Politécnico de Milán. Dicta numerosos seminarios y conferencias en todo el mundo.
Las bases teóricas de la labor de Mangiarotti como diseñador se expresan en el libro In nome dell’architettura, que se publica en 1987. Mangiarotti tiende a evidenciar las características intrínsecas de cada objeto, dado que sólo un diseño “objetivo” es capaz de no abusar de la confianza de sus usuarios. Por ello, se vuelve fácil de identificar por parte de la colectividad. El lenguaje arquitectónico se convierte en la expresión de una relación nueva entre el ser humano y el entorno. Como diseñador, Mangiarotti atribuye una función muy importante a la investigación plástica. Su investigación, que siempre respeta rigurosamente las características de la materia, persigue el objetivo de definir la forma del objeto, en cuanto cualidad de la materia.

Products:

Lesbo