Usamos Cookies en este sitio web para garantizar el mejor servicio posible. Es por esto que



Zaha Hadid (1950 - 2016), en 2004 fundadora de Zaha Hadid Architects, ganó el Pritzker Architecture Prize, el premio que es considerado el Nobel de Arquitectura. Hadid es famosa en todo el mundo por su labor arquitectónica, teórica y académica.

Cada uno de sus proyectos dinámicos e innovadores saca partido de la investigación revolucionaria, que lleva a cabo desde hace más de treinta años en los ámbitos emparentados del urbanismo, la arquitectura y el diseño. En colaboración con su socio, Patrik Schumacher, su interés se centra en el diálogo riguroso entre la arquitectura, el paisaje y la geología. Hadid incorpora a su trabajo la topografía natural y los sistemas artificiales, que le permiten experimentar con tecnologías punteras. Dicho proceso, con frecuencia, da pie a formas arquitectónicas inesperadas y dinámicas. El MAXXI (Museo Nacional de las Artes del siglo XXI de Roma) y el London Aquatics Centre de los Juegos Olímpicos de 2012 son una muestra acabada de la investigación de Hadid en materia de espacios fluidos y complejos.
Algunos edificios anteriores, como el Rosenthal Center for Contemporary Art de Cincinnati (EE.UU.) y la Guangzhou Opera House (China), se consideran como ejemplos de una arquitectura que es capaz de trasformar nuestra idea del futuro, gracias a sus conceptos espaciales nuevos y a sus formas audaces y futuristas.
Zaha Hadid Architects es líder mundial y pionero en los terrenos de la investigación y el estudio en materia de diseño.
Sus colaboraciones con empresas de punta, en sus respectivos sectores, estimulan la diversidad y acrecientan el bagaje de conocimientos del estudio. Por su parte, el uso de las tecnologías más avanzadas respalda la realización de estructuras arquitectónicas fluidas y dinámicas. Y, por eso mismo, complejas. En la actualidad, Hadid tiene entre manos numerosos proyectos en todo el mundo, como las estaciones ferroviarias de Alta Velocidad de Nápoles y Durango; la torre para la sede de CMA CGM en Marsella, el proyecto general y la torre de la Feria de Milán, junto a otros importantes proyectos en Pequín, Bilbao, Estambul y Singapur. La cartera de Hadid en Oriente Medio incluye proyectos en varios sectores: cultural, empresarial, académico e infraestructural en Jordania, Marruecos, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí. A ellos se suman proyectos institucionales nacionales, como la nueva sede del Banco Central de Iraq. A lo largo de estos últimos 30 años, el trabajo de Zaha Hadid fue objeto de exposiciones que suscitaron el aplauso de la crítica, como las del Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York (2006), el Design Museum de Londres (2007), el Palazzo della Ragione de Padua (2009) y el Philadelphia Museum of Art (2011). Entre sus proyectos más recientes, figuran el London Aquatics Centre de Londres (2011), el Riverside Museum de Glasgow (2011), la Guangzhou Opera House (2010), el puente Sheikh Zayed de Abu Dabi (2010), el Museo MAXXI de Roma (2009), el Burnham Pavilion de Chicago (2009), Mobile Art for Chanel en Hong Kong, Tokio, Nueva York y París (2008) y las estaciones de ferrocarril Nordpark de Innsbruck (2008).
La importante aportación de Hadid a la profesión del arquitecto logró el reconocimiento de las instituciones más acreditadas del mundo. En 2009, fue galardonada con el prestigioso Praemium Imperiale de la Asociación de Arte de Japón. En 2010 y en 2011, ganó el Stirling Prize del Royal Institute of British Architects, uno de los reconocimientos más importantes en arquitectura. Más recientemente, Hadid fue nombrada Artista de la Unesco para la paz. Es Commandeur de l’Ordre des Arts et des Lettres de la República Francesa, por los servicios prestados a la arquitectura. En 2010, la revista Time la incluyó en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo.